Los 10 destinos ideales para las vacaciones de Pascua

06 Mars 2019 - Consejos a los viajeros
Los 10 destinos ideales para las vacaciones de Pascua

La Pascua se acerca rápidamente y ¿usted está buscando un destino para sus próximas vacaciones? Entre unas vacaciones de Pascua al sol o en las montañas en Francia, en Grecia y una estancia cultural en España, la oferta es muy amplia y variada. A continuación, presentamos los 10 destinos destacados a elegir dependiendo de sus preferencias.

Tignes, una estancia con abundantes actividades en los Alpes del Norte

En Francia, Tignes encabeza las vacaciones de montaña durante La Pascua. Esta famosa estación de esquí se encuentra en el macizo de Vanoise, en los Alpes del Norte, Saboya. Junto con el Val d'Isère, formó el área esquiable Espace Killy, con 300 km de pistas de esquí alpino que serpentean entre los 1.550 y los 3.450 metros sobre el nivel del mar. Este complejo contiene 5 pueblos: Tignes le Lac, Val Claret y Le Lavachet, que se encuentran a más de 2.000 metros de altura, y Tignes-les-Brévières y Tignes Les Boises, situados en el valle. Tignes, de octubre a mayo, ofrece unas condiciones de nieve perfectas y también cuenta con varias instalaciones para otro tipo de actividades en las altas montañas. Hay un recinto repleto de desniveles y obstáculos, 6 áreas de slalom, un parque de toboganes y 2 zonas de nieve.

Una estancia en Tignes es, también, una maravillosa oportunidad para iniciarse en el buceo en hielo o en el ciclismo en la nieve. Los más aventureros pueden decantarse por el parapente o por la escalada en roca. Los paseos en trineos de perros completan el programa. Después de las jornadas de nieve, al pie de las pistas, Tignes continúa proponiendo diversión en su gran cantidad de cervecerías, restaurantes y discotecas. Los descubrimientos gastronómicos también marcan unas vacaciones de Pascua en Tignes.

Piau Engaly, un destino de Pascua para los amantes de la pólvora

Situada a más de 1.850 metros de altitud, Piau Engaly es la estación más elevada de los Pirineos Franceses. Situada a las puertas del Parque Nacional de los Pirineos, en el departamento de los Altos Pirineos, esta estación de deportes de invierno se beneficia de una excepcional cobertura de nieve natural gracias a su situación geográfica. Los aficionados a los deportes de nieve, ya sean principiantes o experimentados, podrán disfrutar de pistas de esquí de casi 104 hectáreas, desde el Pic de Piau hasta el valle del Badet. Estas laderas están protegidas del frío y del viento.

Además de sus más de cuarenta pistas, Piau Engaly cuenta con zonas de freeride (parapente) y de un snowpark, con zonas de dificultad variable. Todas las comodidades e instalaciones situadas a los pies de las pistas son fácilmente accesibles gracias a los servicios gratuitos de transporte y a las zonas peatonales.

Port-la-Nouvelle, perfecto para unas soleadas vacaciones en la costa mediterránea

Si desea tomar el sol junto al mar, una buena opción es dirigirse a Port-la-Nouvelle, en el sur de Francia. Esta localidad del Aude se ha desarrollado gracias a su situación geográfica pues está ubicada entre lagos interiores, el Mediterráneo y el macizo de Corbières. Esta localidadcostera posee, frente al mar, una franja de arena dorada de 10 km de largo. Cafés, hoteles y restaurantes se alinean a lo largo de esta playa. La ciudad también es conocida por poseer uno de los puertos industriales más grandes de Francia. Durante todo el verano se organizan demostraciones de pesca de arrastre, seguidas de degustaciones de sardinas asadas.

Alrededor de la plaza, un recorrido por Port-la-Nouvelle lleva al descubrir algunas joyas edificadas como la torre de defensa Old News, del siglo XVIII y situada en la entrada del Grau de la Vieille Nouvelle. También es recomendable hacer una parada en el Museo de las Ballenas, donde hay un esqueleto bastante bien conservado de una ballena que quedó varada en Port-la-Nouvelle en 1.989. Desde Semana Santa hasta finales de septiembre, la entrada al museo es gratuita. La estancia en Port-la-Nouvelle también va acompañada de recorridos por la naturaleza. Para ello, nada mejor que visitar el Parque Natural Regional de Narbona, apreciado por su rica biodiversidad. Otra recomendación es una caminata por el sendero de Combe Redonde, situado en la comarca de Port-la-Nouvelle. A este recorrido se accede por la pequeña sección del Sentier Cathare (Camino Cátaro), ruta que une las ruinas de una aldea, antiguos establos de ovejas y pabellones que datan de la Segunda Guerra Mundial.

Saint-Jean-Cap-Ferrat, un auténtico balneario en la Riviera Francesa

En la Costa Azul, la península de Saint-Jean-Cap-Ferrat es un antiguo pueblo de pescadores que, en el siglo XIX, se convirtió en un popular destino de vacaciones. Esta ciudad, situada entre Mónaco y Niza, seduce por su ambiente relajado, su autenticidad y sus playas bañadas por un Mediterráneo tranquilo y transparente. La playa del puerto, situada en el corazón del pueblo, es una de las más populares. Los que buscan más tranquilidad, pueden dirigirse a la playa de Les Fossettes y a la playa Paloma.

Para descubrir Saint-Jean-Cap-Ferrat de una manera diferente, los excursionistas disponen de 3 senderos señalizados. El recorrido de Cap Ferrat, en el sur de la península, es la primera ruta y lleva hasta Malalongue Point, una roca volcánica, y un faro. Al pie del faro, se puede admirar una vista excepcional del Cap de Nice y del Esterel. La segunda ruta conduce a Pointe Saint-Hospice. Durante este paseo es posible visitar la Chapelle Saint-Hospice, construida en el siglo XI, y un cementerio belga que data de la Primera Guerra Mundial. Cerca de la capilla, Saint-Hospice, se extiende el Principado de Mónaco y Cap Martin. El recorrido Maurice Rouvier es la última ruta de senderismo de Saint-Jean-Cap-Ferrat. Comienza delante del Ayuntamiento y ofrece una vista panorámica de la bahía de Saint-Jean-Cap-Ferrat.

Macizo del Esterel, unas vacaciones de Pascua perfectas para desconectar

Para los amantes de las escapadas por el corazón de la naturaleza, el macizo del Esterel es un lugar perfecto para ir en Pascua. Este macizo montañoso de la Riviera Francesa, entre el Mediterráneo y la Provenza, se extiende sobre 32.000 hectáreas. Diversas rutas señalizadas de senderismo brindan la oportunidad de disfrutar de los contrastes paisajísticos del lugar. Los distintos itinerarios, que conducen a la Roca Saint-Barthélémy, al Pico del Oso, al Mirador de Cap Roux o a la Calanque y al Cap du Dramont, garantizan rutas inigualables. En total, este lugar cuenta con 40 km de senderos. Cerca de un centenar de carriles-bici señalizados y otros tantos senderos ecuestres atraviesan el macizo del Esterel. En esta zona, se pueden programar otras muchas actividades, por ejemplo, escalada o tirolina. Después de estos recorridos por elcorazón de la naturaleza, resulta muy agradable hacer una pausa en el Mediterráneo. Situado en los pies del macizo, Fréjus posee hermosas playas y garantiza hermosas visitas culturales que combinan su acueducto, su coliseum y otros monumentos destacados que datan de la época romana.

Sevilla, celebraciones de Semana Santa bajo el suave sol andaluz

Sevilla es la capital de Andalucía. En la zona sur de España, esta ciudad disfruta de mucho sol durante todo el año. A partir de marzo, en primavera, las temperaturas son suaves y Sevilla es escenario de grandes acontecimientos, por ejemplo, la Feria de Sevilla, que celebra la tradición taurina española. Esta feria suele desarrollarse a principios de mayo, después de la Semana Santa y sus procesiones. El flamenco va unido a Sevilla, por lo que, durante una estancia en la ciudad, es recomendable asistir a alguno de los coloridos espectáculos que, en una cena, combinan flamenco y especialidades gastronómicas locales.

Durante el día, nada mejor que aprovechar la oportunidad de descubrir el patrimonio arquitectónico sevillano, representado magníficamente por la Catedral de Nuestra Señora de la Sede, de estilo gótico y flanqueada por el campanario-minarete de La Giralda, auténtico símbolo de la ciudad. Durante un recorrido por el centro histórico, destacan las visitas al Museo del Baile Flamenco y al Real Alcázar, construido bajo la dinastía de los moriscos almohades. Los apasionados de la arquitectura moderna, deberían hacer una parada en el Metropol Parasol que ofrece hermosas vistas a la Plaza de la Encarnación. Esta enorme estructura de madera tiene forma de hongo y se eleva hasta una altura de 28 metros. Una buena forma de finalizar un viaje a Sevilla es visitando las arenas del siglo XVIII de la Real Maestranza de Caballería.

Barcelona, una ciudad cosmopolita en la costa mediterránea

Barcelona es la cosmopolita capital de Cataluña. Esta bulliciosa ciudad sirve como escaparate para joyas arquitectónicas que llevan la firma del famoso arquitecto Antoni Gaudí. Entre sus obras maestras, se encuentran la Basílica de la Sagrada Familia o el Parque Güell. Para conocer más sobre el pasado de Barcelona es perfecto el Museo de Historia de Barcelona, pues recoge las ruinas de una antigua ciudad romana. La emblemática Rambla también es una visita obligada. Esta avenida comienza en la Plaça de Catalunya y finaliza en el Puerto. El vibrante corazón de la ciudad está salpicado de restaurantes, tiendas y también tiene un gran acuario.

En Semana Santa, Barcelona es el escenario de numerosos eventos. Sus calles se llenan de vida con muchas procesiones. El Domingo de Ramos, que se celebra en Ciutat Vella con un desfile festivo llamado "El Paso de la Borriquita", conmemora la llegada de Jesús, a lomos de un burro, a Jerusalén. Barcelona, en el Barrio Gótico, también acoge otras procesiones.

Kardamyli, una agradable localidad costera para explorar

Si busca autenticidad, viaje a Kardamyli, en el Peloponeso. Este pueblo, rodeado por las montañas Taygetos y el Golfo de Messinia, está a unos cuarenta kilómetros de Kalamata, al sur del Peloponeso. La localidad presenta un sorprendente paisaje con casas de piedra enclavadas entre olivos y cipreses. Karamyli se encuentra al pie de un recinto bizantino del siglo XII. Contiene, entre otras coas, el campanario de la iglesia de Agios Spyridonas, de finales del sigloXVII, y la Torre de Mourtzinos, de los siglos XVII al XIX y que contiene un museo dedicado a la antigua sociedad tribal de los Maniotes.

La playa de Stoupa, situada cerca de Kardamyli, es el lugar ideal para una pausa ociosa bajo el sol. Cerca de esta franja de arena dorada, hoteles, restaurantes y tiendas abren sus puertas. Desde Kardamyli también hay maravillosos senderos entre los que destaca el circuito que finaliza en el desfiladero de Viros, al norte de Kardamyli. Este cañón, integrado en el bosque de Vasilikis, conduce al mar.

Atenas, viaje a las raíces de la Antigua Grecia para una Pascua diferente

Durante unas vacaciones de Pascua en Grecia marcadas por las visitas culturales, Atenas es un punto destacado. La capital griega continúa siendo la orgullosa guardiana de la memoria griega, como lo demuestra la Acrópolis. En esta colina que domina el resto de la ciudad se encuentran los restos de los principales templos de la Antigua Grecia, entre los que se encuentra el Partenón. En el lado este de la Acrópolis está el Teatro de Dioniso, cuna de la Tragedia y del Antiguo Teatro Griego. Atenas también posee numerosos museos. El Museo Arqueológico Nacional exhibe cerca de 12.000 piezas de la antigüedad, entre las que se incluye una gran colección de esculturas. Otro destacado museo es el Museo de la Acrópolis, dedicado a los tesoros antiguos, destinando una parte importante al Partenón.

Una estancia en Atenas durante las vacaciones de Semana Santa sería incompleta sin recorrer sus calles. Plaka es, con diferencia, el barrio más famoso gracias a sus estrechas y floridas calles salpicadas de pintorescas tabernas. Para admirar la ciudad, nada mejor que visitar el distrito de Mount Lycabette. Por la noche, muestra una impresionantey fascinante vista de la ciudad iluminada por miles de luces.

Chios, una joya en el Mar Egeo

Chios es una isla griega del Mar Egeo, cerca de Anatolia. La isla cuenta con magníficas playas, bucólicas plantaciones de viñedos y pueblos medievales que merecen una visita especial. En la parte norte de Chios, se encuentran las pintorescas aldeas costeras de Lagada y Kardamyla. En la parte central de la isla, el pueblo de Vrontados posee con magníficos olivares. En el sur de la isla, el pueblo de Kambos seduce con sus jardines, huertos y tradicionales casas de piedra. En esta zona de Chios también está el pueblo de Mastichochoria, famoso por sus árboles de lentisco. Chios poseee lugares únicos como Anavatos, que muestra casas cúbicas de piedra colgadas en los costados de los acantilados, vestigios de un pueblo bizantino. En Pascua, Vrontados, es una visita obligada para asistir a “rouketopolemos”, la guerra de cohetes, un evento en el que grandiosos fuegos artificiales iluminan este suburbio de la capital Chios.

Informaciones sobre el autor: Beatriz Delcruz
Saliendo de una gran escuela de Turismo, supe bien utilizar mis conocimientos en este sector. Me permitió descubrir las mil facetas de los países del mundo entero. Precisamente, paso mi tiempo en viajar. Y eso me ayuda mucho a construir mi propia vida. Por lo tanto, escribo para dar consejos e ideas para que pueda sentirse bien y preparar bien su periplo. Entonces, no dudan en comunicar sus opiniones.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES