Lo más destacable de un viaje a Honshu

31 Octobre 2018 - Asia
Lo más destacable de un viaje a Honshu

Honshu es la isla más grande del archipiélago japonés. Con 230.800 kilómetros cuadrados, esta isla volcánica acoge a las ciudades más grandes del país, por ejemplo, Tokio, Kioto, Osaka, Hiroshima y Nara. Además, visitar Honshu te brinda la oportunidad de descubrir los lugares turísticos más importantes de Japón. La mejor manera de conocer las maravillas de la isla es realizando un tour de diez días que recorre importantes sitios culturales, megaciudades ultramodernas, ciudades medievales y magníficos paisajes. Estos son algunos de los lugares que podrían componer este itinerario.

 

Tokio

El inicio del tour puede estar en Tokio, dinámica y fascinante capital de Japón. Esta gigantesca megalópolis está salpicada de luminosos rascacielos en contraste con excepcionales barrios, entre los que destaca Nerima. Esta zona posee el gran parque de atracciones Toshimaen compuesto, entre otras cosas, por montañas rusas y recorridos que garantizan fuertes subidones de adrenalina, sin olvidarnos de atracciones más suaves para los más pequeños. El barrio de Nerima también dispone de interesantes museos, como el Museo de Arte que, fundado en 1.985, expone unas 2.000 piezas en numerosas exposiciones temáticas.

El distrito de Shinjuku, que en el pasado fue una zona residencial, está formado por los rascacielos y grandes almacenes más hermosos de la ciudad. También muestra algunas joyas arquitectónicas, como las torres gemelas en las que se halla el Ayuntamiento de Tokio. Aunque Shinjuku es similar a un distrito ultramoderno, cuenta con espacios verdes que invitan a disfrutar de agradables paseos. Con el sobrenombre de “el Oasis Urbano”, el Jardín Shinjuku-Gyoen es, en cuanto a extensión, el parque más grande del distrito. Antiguamente propiedad de la familia Naito, en 58 hectáreas posee cerca de 2.000 cerezos, cedros del Himalaya y cipreses.

El distrito de Ginza resulta muy atrayente a los aficionados de las compras y a los amantes de la arquitectura. Este distrito con varias tiendas de diseño, también ofrece muchas opciones de entretenimiento. Se puede asistir al Teatro Kabuki-za para ver un espectáculo increíble con tradiciones y mitos japoneses. Un distrito con mil caras, Ginza también tiene algunos originales museos, como el dedicado a la Policía de Tokio, una de las ciudades más seguras del mundo. Las colecciones del museo incluyen, entre otras cosas, uniformes y equipos utilizados durante las intervenciones.

 

Kanazawa

Situada en la costa noroeste de la isla de Honshu, Kanazawa permite a sus visitantes adentrarse en el Japón Feudal. Esta ciudad, situada a 400 kilómetros de Tokio, muestra su encanto a través de sus calles salpicadas de antiguas casas señoriales, castillos y hermosos jardines. Durante una excursión, se puede visitar el Mercado de Omichô, a pocos minutos a pie de la estación, el Templo Oyama Jinja, construido en 1.599, y el Museo de Arte Contemporáneo, reconocible por su arquitectura inspirada en un platillo volante. La pieza central del museo es la piscina que, diseñada por Leandro Erlich, garantiza una experiencia inusual, pues da la impresión de estar caminando bajo el agua.

Como la mayoría de las ciudades de Honshu, Kanazawa también tiene hermosos espacios verdes. Considerado uno de los jardines más bonitos de Japón, Kenroku-en tiene una superficie de 11 hectáreas y posee verdes colinas, cerezos y edificios de estilo tradicional japonés. La tecnología Yukitsuri caracteriza a este parque y, en invierno, las ramas de los árboles se modifican para poder soportar el peso de la nieve.

Abierto al Mar del Japón y situada cerca de los Alpes Japoneses, Kanazawa también brinda la oportunidad de practicar algunas actividades al aire libre. Durante una visita a la ciudad en invierno, se puede disfrutar de la estación de esquí de Hakusan Ichirino, a unos 30 kilómetros al sur de la ciudad. Llegar a Honshu en verano, permite ir a Kotogahama Beach, a unas dos horas en coche del centro de la ciudad. Esta playa posee unas olas muy apreciadas por los surfistas. Chirihama es otra playa a la que se puede acceder desde Kanazawa. Además de una playa, también es una carretera de 8 km perfecta para ser recorrida en coche, autobús, motocicleta y bicicleta. Esta inusual playa posee clubes de equitación.

 

Kioto

Situado a 250 kilómetros al sur de Kanazawa, Kioto es el centro cultural e histórico de Japón además de ser, entre el año 794 y 1.868, la capital del país. Una escala en esta ciudad bañada por el río Kamo es una bonita forma de acercarse a los aspectos tradicionales de la cultura japonesa. Kioto contiene numerosos templos, 13 de ellos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Con el sobrenombre de “Pabellón Dorado”, el Templo Kinkaku-ji es el más famoso y el protagonista de algunos libros, entre ellos la novela de Yukio Mishima “El Pabellón de Oro”. Situado a pocos kilómetros del centro de Kioto, el Templo de Ryoan-ji está dedicado a la meditación y es conocido, especialmente, por su “jardín mineral” salpicado por 15 rocas.

Además de los templos, Kioto también ofrece la posibilidad de descubrir las aguas termales de Onsen. A pocos minutos a pie del Templo Kinkaku-ji, se encuentra Funaoka Onsen que, en un entorno tradicional, posee un baño al aire libre y una sauna. Pocos kilómetros al norte del centro de la ciudad, Kurama Onsen también posee aguas termales sulfurosas. Si deseas pasar unos días allí, este Onsen escondido en el corazón de un bosque dispone de alojamientos de estilo tradicional.

Kioto es la ciudad japonesa del turismo urbano. En el centro de la ciudad, la calle comercial Teramachi poseemultitud de soportales, está muy animada, tanto de día como de noche,y acoge a numerosas tiendas de “manga”. A pocos minutos a pie de Teramachi se encuentra el Museo Internacional del Manga, cuyas `puertas abren de 10:00 a 18:00 horas y exhibe, en orden cronológico, unos 300.000 mangas.

 

Hiroshima

Tristemente célebre por ser la primera ciudad del mundo alcanzada por una bomba atómica, Hiroshima sorprende, en la actualidad, hoy por la pacífica atmósfera que reina en sus diferentes distritos. Completamente reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial, esta ciudad situada en el sur de la isla de Honshu, ofrece diversas posibilidades para pasear. Por ejemplo, se puede caminar por los callejones del Peace Memorial Park. Diseñado por el arquitecto y paisajista Kenzo Tange, este espacio está salpicado de numerosos monumentos que datan o son anteriores al bombardeo de 1.945, incluyendo la Cúpula de Genbaku, las Puertas de la Paz, la Campana de la Paz y el Cenotafio.

En el distrito de Kaminobori, el Jardín de Shukkei muestra magníficos paisajes de lagos, ciruelos y cerezos. Mediante un paseo por este jardín se llega, también, al Museo de Arte de Hiroshima, donde se pueden ver obras maestras de famosos artistas japoneses y europeos.

Para descubrir una faceta más tradicional de Hiroshima, hay que visitar el barrio de Osuga que, al Este de la estación, posee una arquitectura de la época Showa. Sus pintorescas calles están salpicadas de “izakayas”, el equivalente en Japón a un bistró, y pequeños bares tradicionales.

El Castillo es otro lugar único en Hiroshima. Se encuentra en medio de un lago, en el centro de la ciudad y alberga un museo cuyo objetivo es recorrer, en general, la historia de los castillos japoneses. Desde el último piso de este castillo se puede contemplar una maravillosa vista panorámica de toda la ciudad. El Museo Mazda también merece una visita. Remodelado en el año 2.005, se encuentra cerca de la sede del famoso fabricante de automóviles y presenta modelos nuevos y antiguos de los coches de la marca. En este museo también se muestra la tecnología utilizada en la fabricación de estos automóviles.

 

Osaka

Ciudad portuaria y moderna con gran cantidad de rascacielos, Osaka fue construida en el fondo de una gran bahía y está bañada por numerosos ríos, siendo el más importante el Yodo. En el barrio Dotonbori, situado a lo largo del canal del mismo nombre, se centra el cálido ambiente de la ciudad y los edificios, con fachadas de multicolores neones, en los que encuentran restaurantes y tiendas. Aunque resulta agradable pasear por Dotonbori durante el día, la noche es el mejor momento para admirar su belleza con el brillo de sus pantallas gigantes y paneles publicitarios iluminados.

En el distrito portuario de Osaka, se puede visitar el impresionante acuario, de 14 niveles, de Kaiyukan. Inaugurado en 1.990, este acuario tiene 11.000 toneladas, es uno de los acuarios cubiertos más grandes del mundo y está habitado por 30.000 especímenes y 620 especies que viven en el Océano Pacífico. El recorrido comienza con una caminata a través de un gran túnel de vidrio, continuando hacia la gran piscina en la que viven una pareja de tiburones ballena. Además de las piscinas, el Acuario de Kaiyukan presenta exposiciones sobre diversos temas, por ejemplo, las medusas.

A pesar de su aspecto moderno, Osaka conserva algunos edificios antiguos comoel Castillo, al Este del centro. Construido en 1.583, este edificio de arquitectura tradicional ha sido reconstruido en numerosas ocasiones, siendo la última vez a finales del siglo XX. En su interior hay un museo que recorre la historia del castillo y de la ciudad durante la época de Edo. El tour por el castillo da la oportunidad de pasear por los jardines que están construidos alrededor de un río.

 

Nara

Situada a unos treinta kilómetros al Este de Osaka, Nara es una antigua ciudad medieval que, fundada por la Emperatriz Genmei y salpicada de edificios de los siglos VII y VIII, ha conservado todo el encanto de antaño. Una de las etapas de la Ruta de la Seda, Nara posee numerosos templos antiguos que, todavía, están en uso. Del siglo XV, el Templo de Kōfuku-ji está enclavado en el corazón de un parque que alberga una población de gamos, animales considerados sagrados por ser mensajeros divinos. Situado a cinco minutos en coche de este santuario, el Templo de Kasuga-taisha es otro refugio de tranquilidad que atrae tanto a los entusiastas de la meditación como a los turistas. Para acceder a este templo, hay que recorrer un callejón bordeado de linternas encendidas dos veces al año durante el Festival de Setsubun, que se celebra en febrero y en agosto. Con imponentes estatuas de Buda, los santuarios de Tōdai-ji y Yakushi-ji son, también, templos emblemáticos de la ciudad.

Nara cuenta con algunos museos, como el Museo Nacional. En el corazón del centro de la ciudad, las colecciones de este museo, abarcan desde el siglo VI hasta los tiempos de Kamakura y Edo, incluyendo obras de arte budistas y objetos culturales, por ejemplo, la caligrafía escrita por el Príncipe Toneri- y sūtra, manuscritos filosóficos o especulativos,... En este museo también hay“kakemonos”del siglo XII, una especie de pergaminos japoneses.

 

Parque Nacional de Hakusan

Situado a 70 kilómetros al sudeste de Kanazawa, en la región central de Chubu, el Parque Natural de Hakusan tiene 477 kilómetros cuadrados y se extiende sobre las prefecturas de Toyama, Fukui, Gifu e Ishikawa. Delimitada en 1.962, continúa atrayendo tanto a la población local como a los turistas y, en la isla de Honshu, es un lugar muy popular para hacer senderismo. Los Alpes Japoneses, que atraviesan la región, ofrecen gran cantidad de rutas más o menos técnicas. Su punto más alto, el Monte Hakusan, está situado en la parte norte del parque a 2.702 metros.

Aunque al lugar se puede acceder en cualquier época del año, las mejores épocas para visitarlo son hacia finales del verano y en otoño, cuando los paisajes florecen y muestran toda su pintoresca belleza. En el Monte Hakusan se han establecido nuevas rutas de senderismo, incluyendo alojamientos que cumplen con las normas internacionales de seguridad y confort.

En las proximidades del Monte Hakusan, se pueden ver diferentes plantas alpinas, como la misteriosa flor de lirio negro, símbolo de la Prefectura de Ishikawa. Alrededor de esta montaña también se puede observar el águila real, otro emblema de esta prefectura, así como el ptarmigan de roca, el ave representativa de la Prefectura de Gifu. Numerosos balnearios también rodean este parque.

Informaciones sobre el autor: Beatriz Delcruz
Saliendo de una gran escuela de Turismo, supe bien utilizar mis conocimientos en este sector. Me permitió descubrir las mil facetas de los países del mundo entero. Precisamente, paso mi tiempo en viajar. Y eso me ayuda mucho a construir mi propia vida. Por lo tanto, escribo para dar consejos e ideas para que pueda sentirse bien y preparar bien su periplo. Entonces, no dudan en comunicar sus opiniones.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES