Dublín, un viaje al país de los duendes

04 Septembre 2017 - Europa
Dublín, un viaje al  país de los duendes

Capital y ciudad más grande de Irlanda, Dublín es una localidad que tiene mucho que ofrecer a sus residentes, así como a sus visitantes, ya sea durante un fin de semana o una estancia más larga. Zoom sobre el lugar de nacimiento de la leyenda de los duendes.

 

Las visitas que hay que prever absolutamente en Dublín

Orgullosa de su cultura, la ciudad de Dublín ha abierto en 2010 el muy moderno National Leprechaun Museum, que como su nombre lo indica está dedicado a Leprechaun, una criatura legendaria también conocida bajo el nombre de duende ycuya leyenda nació en Dublín hace 13 siglos. Situado en el corazón de Dublín, en Jervis Street, este museo transforma al visitante en un pequeño elfo y lo conduce a través de un salón gigantesco con una mesa, un sillón y sillas gigantes. Al terminar la visita, los visitantes encuentran el final del arcoíris y el caldero lleno de oro que permanece fuera de alcance como lo quiere la leyenda.

 

Verdaderas instituciones en Dublín, los pubs se encuentran en casi todos los rincones de la ciudad. Pero es en el barrio de Temple Bar donde se sitúan los mejores. Los residentes y los turistas acuden en masa para probar la buena cerveza irlandesa, pero también para compartir un momento cordial y amistoso. Los verdaderos adeptos de la cerveza irlandesa también pueden programar una visita de Guinness Store house en St James Street. Esta fábrica-museo reconstruye la historia de la famosa cervecería irlandesa y ofrece una degustación gratuita de una cerveza al final de la visita.

 

Los monumentos ineludibles de Dublín

Mientras pasean por la ciudad de Dublín, algunos monumentos son ineludibles como, por ejemplo, el Spire. Esta inmensa columna de acero de 120 metros de altura es a Dublín lo que es la Torre Eiffel a París. Está en O'Connell Street, los Campos Elíseos de la ciudad. Tampoco se pueden perder el Puente Ha'Penny, que es el puente más antiguo de Dublín. De hierro forjado blanco y completamente peatonal, atraviesa el río Liffe yuniendo O'Connel Street con Temple Bar. Se impone como un excelente punto de vista sobre el resto de la ciudad.

En el corazón medieval de Dublín, descubrirán espléndidos edificios centenarios, como la catedral Christ Church, construida en 1038, y el Dublín Castle, del siglo XIII. En los distritos sur del antiguo Dublín, la Catedral de San Patricio también merece una visita. Verdadera maravilla arquitectónica, el edificio fue construido en el siglo XII, pero reemplaza un lugar de culto mucho más antiguo.

Informaciones sobre el autor: Beatriz Delcruz
Saliendo de una gran escuela de Turismo, supe bien utilizar mis conocimientos en este sector. Me permitió descubrir las mil facetas de los países del mundo entero. Precisamente, paso mi tiempo en viajar. Y eso me ayuda mucho a construir mi propia vida. Por lo tanto, escribo para dar consejos e ideas para que pueda sentirse bien y preparar bien su periplo. Entonces, no dudan en comunicar sus opiniones.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES