Viajar bajo tratamiento, precauciones a tener en cuenta

22 Novembre 2016 - Consejos a los viajeros
Viajar bajo tratamiento, precauciones a tener en cuenta

En viaje, una persona bajo tratamiento puede traer para transportar medicamente. Sin embargo, transporte los medicamentos de un destino a otro requiere algunas precauciones. A continuación sobre algunos puntos para respetar durante el transporte de vuestros medicamentos.

Saber más sobre el transporte de medicamentos durante un viaje

El transporte de medicamentos, durante un viaje, es posible bajo la condición de la presentación de la receta o de una autorización especial a nivel de la aduana. Normalmente, las cápsulas, los comprimidos y otros medicamentos sólidos se pueden transportar en avión, bodega o cabina. Los medicamentos que se presentan bajo formato líquedo pueden ordenarse en un equipaje de mano bajo condición de presentar una receta a los agentes de control que se encuentran en la puerta de embarque.

Existe una regla general para todo particular que transporta medicamentos, y cualquiera que sea su país de origen. Sin duda el número de medicamentos que se puede transportar es el equivalente a la duración de la curación, mencionada sobre la receta médica. En su defecto, la cantidad transportada será equivalente a tres meses de tratamiento.

En lo relativo a los medicamentos psicotrópicos y estupefacientes, los particulares deberán transportarlos personalmente. Las cantidades deben estar adaptadas a una utilización terapéutica personal, y debe durar el período del tratamiento mencionado en la receta.

Durante un vuelo, es mejor guardar los medicamentos en una bolsa a parte del equipaje de mano. Lleva contigo igualmente una receta traducida en inglés. Pasará más fácilmente durante su presentación al control de seguridad. Un pasaporte medical europeo que mencionará, en todas las lenguas, toda la información relativa a la utilización de vuestros medicamentos, es igualmente necesaria.

Algunos trucos prácticos para transportar correctamente los medicamentos.

Es primordial transportar medicamentos con su prospecto para evitar los riesgos de confusión. En el caso de que las cajas sean grandes, aplasta el embalaje, después une el prospecto al contenido con una goma. El neceser de urgente o los tratamientos indispensables deben siempre quedarse con el paciente, como equipaje de mano.

En caso de patología crónica, es necesario prevenir una cantidad de medicamentos superior a la prevista inicialmente para la duración del viaje. De este modo el paciente no se quedará corto de tratamiento si el viaje es largo. Divide igualmente vuestros tratamientos en dos lotes. El premier lote se guarda en el equipaje de mano, mientras que el segundo se guarda en el interior de la maleta. En caso de robo o pérdida de equipaje, tendrás a tu disposición los medicamentos necesarios para las necesidades inmediatas.

Durante el viaje, es indispensable conservar los medicamentos en excelentes condiciones para preservar su eficacia. La mayoría de los medicamentos se conservar en temperatura ambiente. Sin embargo, evita de exponerlos a temperaturas elevadas o a la luz. Es mejor conservarlos en una bolsa isotérmica, una nevera transportable o un frigorífico.

Siempre que sea posible, los medicamentos que se dañan fácilmente, como los supositorios o las soluciones bebibles, como los siropes, se deben evitar en los viajes. Los comprimidos, ampollas, comprimidos o medicamentos en sobre son preferibles.

Informaciones sobre el autor: Patricia Cruceros
Antes, era periodista, pero después he dedicado una gran parte de mi vida en visitar las cuatro esquinas del mundo. Ahora, ya no puedo resistir, en particular, ya para el futuro. Viajaba mucho hasta ahora. Y estos descubrimientos, te los comparto para que puedas bien prepararte antes de programar tu escapada lejana. Entonces, prepárate a descubrir el mundo y no olvides compartir tus opiniones o tus comentarios.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES