Australia, un destino de cruceros increíble

27 Octobre 2016 - Oceania
Australia, un destino de cruceros increíble

Isla-continente con una superficie de 7.7 millones de kilómetros cuadrados, Australia es un territorio que merece una visita por lo menos una vez en la vida. Para aprovechar al máximo el viaje, escoge un crucero increíble en el mar de Tasmania y sal a la descubierta de dos ciudades ineludibles: Sídney y Melbourne.

 Descubrir Australia y sus maravillas en crucero

La Ópera de Sídney, la gran barrera de coral, playas sublimes, Bush y outback desértico, el diablo de Tasmania, el canguro, el ornitorrinco… Australia es un destino que hace soñar solo evocando su nombre. Con una superficie de no menos de 7.7 millones de kilómetros cuadrados, esta isla-continente oculta maravillas naturales al lado de ciudades cosmopolitas. Además de esto, se enorgullece también de tener una cultura aborigen de más de setenta milenios. Para descubrir todos los tesoros de Australia en toda comodidad y sin perder tiempo, nada mejor que un crucero hacia este país magnifico. De hecho, esta forma de viajar permite aprovechar las vacaciones en la mejor manera posible y visitar numerosas ciudades sin tener que preocuparse cada vez del alojamiento, del transporte, del equipaje…Además, a parte del turismo, los cruceros ofrecen también la posibilidad de practicar muchas actividades gracias a las instalaciones de los barcos modernos, en sus gimnasios, sus áreas de juegos, sus piscinas…sin olvidar el relax y las animaciones.

Sídney y Melbourne: dos destinos de Australia que no hay que perder

Deportiva y cultural, la ciudad de Melbourne es una de las escalas más interesantes. Mezclando la arquitectura de la época victoriana con los edificios contemporáneos entre los cuales la Eureka Tower es uno de los principales, la ciudad es marcada por una mezcla cultural muy fuerte. La visita de la ciudad empieza en el centro, en los Blocks o en las Royal Árcades desde donde deriva su sobrenombre de “Ciudad – mundo”. Merece la pena visitar unos monumentos como el Palacio real de las exposiciones o la estación victoriana de Flinders Street Station. Luego zarparás dirección Sídney disfrutando del magnífico paisaje que ofrece el mar de Tasmania y de la multitud de aves marinas, sobre todo a la puesta del sol. De lejos, Sídney seduce por sus costas y su panorama portuario esplendido. Acercándonos al puerto, aparece el emblemática opera de Sídney y el Harbour Bridge. Una vez en el puerto, hay que visitar Hyde Park y el Royal Botanic Garden.

 

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Soy apasionada de viajes desde que obré en el dominio del turismo. Hice numerosos descubrimientos a lo largo de mis experiencias. Los viajes, los conozco bien. Destinos, hay mucho. Cada lugar es único y esconde muchos secretos. Entonces, a través de mis escritos, les hago descubrir los misterios de los lugares más bellos del mundo. No vacilen sobre todo en dejarme comentarios o críticas.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES