Cómo hacer la maleta de cabina perfecta

06 Avril 2016 - Consejos a los viajeros
Cómo hacer la maleta de cabina perfecta

Tu ropa.



1 Reúne todas las prendas que crees que vas a necesitar.
A continuación descarta la mitad. Selecciona la ropa en la m misma familia de colores y pon en la maleta más partes de arriba que de abajo. Para un viaje estándar de 5 días puedes necesitar cinco camisetas o camisas, dos pares de pantalones y una falda. No mucho más según Kathleen Ameche, autora de “La mujer trotamundos” (15€ Amazon). En la maleta de cabina estándar te caben un par de vaqueros, tres suéters, dos vestidos y cinco camisetas aproximadamente.

2 Elige puntos, lanas y algodones.
Estos tejidos tienden a resistir mejor a las arrugas y son más versátiles. Algunas de estas prendas pueden tener una doble función, como pantalones de yoga o pijamas.

3 Enrolla las prendas más suaves y dobla las más rígidas.
La ropa interior, camisetas, pantalones vaqueros, pantalones de algodón, y tejidos de punto no se arrugan cuando se enrollan para apretarlos en la maleta. Los tejidos más rígidos como camisas almidonadas de algodón, chaquetas, pantalones de vestir o faltas es mejor que las dobles con cuidado si no quieres que te lleguen llenos de arrugas.

4 Pon las prendas enrolladas en la parte baja de la maleta.
Piensa en tu maleta de viaje como si fuera un pastel de tres capas. La maleta es la base, las prendas enrolladas son la primera capa.

5 Las prendas plegadas después.
Para el “relleno de tu pastel” empieza con las prendas más largas, como faldas o pantalones de trajes. Apila las prendas una encima de la otra, alternando la cintura con los dobladillos. Coloca las prendas en todo lo ancho de la maleta y si sobresale algún extremo dóblalo hacia el lado opuesto, esto ayuda que no se junten cinturones anchos con otros cinturones y ocupen más espacio. Ahora dobla las prendas con cuello como camisas como si la plegaras normal y luego vuelve a plegarlas a lo largo para que ocupen menos espacio y el cuello se pliegue sobre sí mismo.

6 Por último, cubre la pila de ropa con una bolsa de limpieza en seco.
Es como botox para tu ropa. Debido a que la superficie de la bolsa es resbaladiza las arrugas no se quedan mucho rato en un lugar y no se marcan. Es más, para aprovechar esto al máximo puedes poner una bolsa entre cada capa de ropa. No se te arrugará nada y será más fácil llegar a cualquier capa solo con tirar de ambos extremos de la bolsa.

7 Lo último será lo primero.
Lo último que debes meter en tu maleta es la ropa que primero vayas a usar, ya sea un bañador o un pijama.
8 enrolla los cinturones y colócalos en los laterales de la maleta.

 

Tus zapatos



1 Sigue la regla de tres
Unas sandalias casuales, unas zapatillas de deporte y un zapato para la tarde o la noche. Debido a las formas de los zapatos estos ocupan más espacio. Lleva los que más pesen puestos y guarda los otros dos en la maleta.

2 Llena el hueco de los zapatos con las gafas de sol o con el cargador del móvil.

Aprovecha estos espacios.

3 Mete los zapatos en una bolsa con cierre hermético y guárdalos a los lados de la maleta.

 

Tus productos de cuidado y belleza

1 Opta por tamaños de viaje de productos que sirvan para más de una cosa.
Elige una crema hidratante tintada con base de maquillaje, un gel y champú en uno y unas toallitas que limpien manos y cara. Si viajas con maletas de cabina y no vas a facturar controla lo que puedes llevar y lo que no y cómo empaquetarlo.

2 llena botellitas vacías con tus productos preferidos.
Tienes botellitas vacías que sirven para esta función. Son pequeños recipientes de plástico para que las rellenes con tus mascarillas, con tu crema hidratante favorita para el cuerpo o con tu tónico. Ten en cuenta que las cabinas del avión donde van las maletas facturadas no están presurizadas, así que no llenes estas botellitas hasta arriba porque pueden explotar.

3 Protégete frente a posibles inconvenientes.
Por ejemplo, si viajas con un cepillo del pelo de cerdas duras, es mejor que lo metas en un calcetín gordo para evitar que, por ejemplo roce todo el camino con tu ropa. Y cosas así.

4 Agrupa los productos similares en bolsas con cierres herméticos.
Uno para tus cosméticos, otro para los productos del cabello y otro para los de la piel. Mételas en los laterales de la maleta o en un bolsillo exterior.

 

Tu joyería

 

Piezas pequeñas.Puedes guardar las piezas pequeñas y de menor valor enun pastillero de siete días o en un bote de carrete de fotos al que le hayas puesto un trozo de tela a modo de forro. Si tienes que llevar piedras preciosas es mejor que las lleves encima para evitar la posibilidad de pérdida o robo.

Tus cosas frágiles
Envuelve los artículos frágiles entre la ropa más resistente.
Colócalos en una bolsa rodeada de una venda o una toalla pequeña y en el centro de la maleta. Si llevas botellas de líquido asegúralas poniéndolas en el centro de la parte inferior de la maleta.

Tu ropa sucia
Reduce su tamaño. Encuentra bolsas de vacío. Solo tienes que cerrarlas y son capaces de reducir su volumen en un 80%. Puede que se arruguen pero agradecerás que el resto de tu ropa huela al limpio al llegar a casa.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Soy apasionada de viajes desde que obré en el dominio del turismo. Hice numerosos descubrimientos a lo largo de mis experiencias. Los viajes, los conozco bien. Destinos, hay mucho. Cada lugar es único y esconde muchos secretos. Entonces, a través de mis escritos, les hago descubrir los misterios de los lugares más bellos del mundo. No vacilen sobre todo en dejarme comentarios o críticas.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES