Semana de ruta por los pueblos blancos de Andalucía

22 Février 2016 - Buenos planes que compartir
Semana de ruta por los pueblos blancos de Andalucía

Naturaleza, montaña, tradición y gastronomía de lujo se aúnan en una de las propuestas de vacaciones más apetecibles para esta Semana Santa 2016. Se trata de una ruta completa por los llamados pueblos blancos de Andalucía, un plan en el que combinar relax, aire puro y los paisajes más espectaculares del sur de España durante una semana. Prepara la mochila y ponte en forma porque estás a punto de iniciar una travesía llena de magia y belleza incomparable que te llevará por la Sierra de Grazalema, la zona de Los Alcornocales y la majestuosa Serranía de Ronda.

Empezando por Arcos de la Frontera para llegar a Castellar, pasando por Bornos, Puerto Serrano y Olvera, la ruta serpentea por parajes naturales fascinantes, de recorrido sencillo, incluso para los que quieran disfrutar de esta experiencia con los niños. Otras paradas imprescindibles en el camino serán: Prado del Rey, Setenil, Ubrique, Villamartín y Villaluenga, Torre Alháquime y Zahara de la Sierra.

En total, podrás recorrer algunas de las provincias más bonitas de Andalucía y, si tienes tiempo, hasta acercarte a visitar sus capitales: Sevilla, Jerez, Cádiz y Málaga, ya que los pueblos blancos se esconden entre sus montañas y valles conservando en ellos toda la esencia y autenticidad de la cultura de estas ciudades. Una forma diferente, sin duda, de descubrir el encanto de la Costa de la Luz y la Costa del Sol, desconectar de las rutinas diarias, las obligaciones, el estrés y el bullicio urbano.

La mejor forma de organizar la ruta es aprovechar las épocas de primavera y otoño. En mayo, de hecho, es cuando estos pueblos celebran sus fiestas patronales y ferias más importantes, siendo todas eventos llenos de tradición y colorido. El mes de febrero, cuando el clima acompaña, también es un buen momento para recorrer esta hermosa travesía: el paisaje empieza a rebrotar en una primavera temprana y explota en mil sonidos y olores.

Como medio de transporte, lo recomendable es elegir el coche. Puedes ir directamente a Jerez tu propio vehículo o bien programar un vuelo al Aeropuerto de Jerez, que se encuentra a unos 35 km del pueblo donde comienza la travesía. Allí, lo ideal es coger un coche de alquiler y viajar ya a Arcos de la Frontera. Otra posibilidad, si se viaja para más de una semana, es hacer una parada en el centro de Jerez o acercarse a visitar el corazón de la Tacita de Plata, quedarse un par de días en Arcos y ver Ronda con tranquilidad un par de días.

Una ruta, más de 20 pueblos

Aunque se puede acortar la ruta dividiéndola en tramos pequeños, hay que ir sin prisas, con al menos una semana por delante para poder ir haciendo escalas en los distintos pueblos -pues son casi una veintena-, dormir en ellos o, al menos, quedarse en alguna ciudad o villa cercana. Su gran diversidad, los paisajes, la arquitectura, el arte, la gastronomía y el carácter de sus gentes son sus principales atractivos, haciendo de cada viaje algo único y totalmente personalizable.

El inicio del trayecto ofrece la posibilidad de conocer el que está considerado uno de los pueblos más auténticos y mejor conservados de Andalucía: Arcos de la Frontera, un histórico conjunto de casas encaladas que parecen colgar de las laderas de una pequeña colina, conocida como La Peña, que se alza sobre el río Guadalete. El entorno natural es impresionante y por ello está considerado la joya de la Andalucía. Un pueblo tradicional y costumbrista que verdaderamente te atrapará por su ambiente y las mil posibilidades de ocio que ofrece: actividades culturales, bares de tapas típicas, restaurantes donde poder saborear las especialidades de la región… E incluso lagos y pantanos en los que se permite la pesca deportiva y diferentes deportes acuáticos respetuosos con el medio ambiente.

Para vivir aventuras diferentes, en toda la ruta se pueden realizar planes como montar a caballo, disfrutar del senderismo, practicar parapente o ala delta, alojarse en alguno de los camping que hay en los alrededores de los pueblos… Y, si eres de los que gustan de sumergirse en las tradiciones de aquellos lugares que visitan, no dudes en hacer la ruta en Semana Santa, puesto que en Arcos de la Frontera son especialmente devotos.

Los imprescindibles de la ruta variarán según tus gustos. Así, si eres de los que buscan tranquilidad absoluta, no tienes que dejar de acercarte a al pueblo de Espera o al de Benaocaz. Mientras que si prefieres un poco más de ambiente animado y vida nocturna, Ronda y Ubrique son lo mejor.

No has de perderte tampoco el Parque Natural Sierra de Grazalema -que integra en su territorio a 13 pueblos de la zona-, las ruinas romanas de Iptuci, en Prado del Rey; los talleres de piel de Ubrique; la plaza de toros de roca de Villaluenga; los pinsapos de El Bosque; la zona de huertas que dan color al pueblo de Algodonales…


Recomendación.- Si vives lejos y viajas en avión hasta Andalucía, lo más recomendable es que vueles a la capital hispalense y aproveches para quedarte al menos un día y una noche en algún hotel en el centro de Sevilla. Visitar la Giralda, pasear por el barrio de Santa Cruz, disfrutar de una sesión de flamenco en un tablao cerca de la Maestranza, tomarse unas tapas por la zona de la Plaza Nueva…
 

Informaciones sobre el autor: Patricia Cruceros
Antes, era periodista, pero después he dedicado una gran parte de mi vida en visitar las cuatro esquinas del mundo. Ahora, ya no puedo resistir, en particular, ya para el futuro. Viajaba mucho hasta ahora. Y estos descubrimientos, te los comparto para que puedas bien prepararte antes de programar tu escapada lejana. Entonces, prepárate a descubrir el mundo y no olvides compartir tus opiniones o tus comentarios.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES