Razones por las que deberías embarcarte en un crucero

27 Avril 2015 - Ganas, Cruceros
Razones por las que deberías embarcarte en un crucero

La aventura de viajar...
Viajar es una experiencia apasionante de por sí. Muchos dicen que si no pasa “nada” en tu vida, tienes que viajar para que pase, que es la forma de destapar el tarro de las esencias y que tu vida se inunde de nuevas fragancias y sabores y texturas que no conocías y que todo ello conforme una capa de experiencias que te vista de vuelta a la realidad, cuando el viaje termina. Otros dicen que viajar es la forma de escapar de esa vida que a veces agobia, que es la vía de salida perfecta de tí mismo y tu contexto estrecho de preocupaciones para desembarcar en un escenario mayor y más alejado de la rutina que te permita tomar distancia de los problemas. Y hay otros que dicen que viajar es simplemente la experiencia de una vida, que constantemente e inmerso en tu propia cotidianidad puedes tomar esa actitud de turista, de entusiasta descubridor, de buscar lo diferente e interesante en lo más cercano para disfrutar de la vida plenamente; en pocas palabras, que no hace falta ir lejos para experimentar.

...sea como sea...
Y con todas estas posiciones, sin embargo, la gente viaja. La gente viaja mucho, cada vez que un puente mínimamente largo se acerca y permite tomar las maletas para emprender la aventura, allá donde sea que lleve. Y hay varias formas de llegar a ese destino ansiado. Tratándose de destinos cercanos, por ejemplo Grecia e Islas Griegas. Se trata de uno de los destinos favoritos y el viajero puede llegar allí con avión o por carretera dando algo de rodeo, en tren o en barco. Sin embargo el crucero es una de las formas más mágicas de hacerlo. ¿Por qué? Para empezar porque arribarse a las costas de ese salpicado enigmático y magnético de islotes, enclavados en el Adriático, mecido por las olas… no tiene precio. El mar es la vía natural de entrada, es la forma en que los antiguos marinos y navegantes se arribaban a las costas, y esa esencia aún se respira cuando un crucero a Islas Griegas echa el ancla en la costa del Adriático.  

 ...aunque un crucero presenta ciertas (y numerosas) ventajas
Pero hay más. Quien ha navegado en crucero afirma que es una forma totalmente diferente de viajar. Algunas de las razons más poderosas son las siguientes:

1. Como medio de transporte es muy práctico y tremendamente cómodo

Por volver al ejemplo, tomar un crucero a Islas Griegas no es lo mismo que tomar un avión a Islas Griegas. Para destinos algo remotos, algo inconexos, destinos que requieren enlazar más de un transporte si verdaderamente quieres conocer toda la zona y no volver a casa sólo con las “cuatro impresiones” de aquellos lugares directamente más turísticos (y menos auténticos), tener un transporte como un crucero es perfecto. Para ciertas destinaciones quizás sirviera un autocar pero el grado de confort no es en absoluto el mismo y el tiempo del que dispondrás para empaparte de cada destino seguramente será más reducido si viajas sobre las cuatro ruedas de un autocar. Con el crucero puedes descubrir y experimentar con más calma y saber que el crucero te estará esperando para llegar al siguiente destino.

2. El transporte ya es toda una experiencia por sí mismo
Es una de las ventajas que más destacan los cruceristas. A bordo de un crucero hay diversión y actividades de todos los tipos y para todas las edades. Dicho en otras palabras, siempre hay algo que hacer y con toda seguridad vas a poder disfrutar durante todo el viaje. Empápate de la calma y la belleza de una puesta de sol vista desde la cubierta del barco, apuesta por la noche y súmate a una de las diversas fiestas o bailes o cenas que se celebran a bordo o aprovecha los lugares comunes para conocer a gentes de otras partes y que además van a poder compartir contigo la experiencia del viaje.

3. Belleza y calma por doquier
Deslizarse sobre la capa plateada a veces, turquesa otras, del mar es una experiencia que todo el mundo debería vivir alguna vez. Un crucero a Islas Griegas además es especialmente indicado, por todo lo simbólico e histórico de la sensación que se decía antes. Y por otra parte es tan relajante la sensación de olvidarse de las maletas, de los bultos, de todo eso que solemos cargar cuando viajamos en avión o en tren. En un crucero todo está en tu camarote y tienes la seguridad de que tus pertenencias van donde tu vayas. Todo eso contribuye a que el viaje sea relajado y te deje disfrutar de los verdaderamente importante: la experiencia.
Por todas estas razones y por algunas más que seguro que nos dejamos en el tintero, viajar en crucero es una de las mejores que puedes hacer. Prueba la experiencia y, como muchos cruceristas, repite. Porque vale la pena.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Soy apasionada de viajes desde que obré en el dominio del turismo. Hice numerosos descubrimientos a lo largo de mis experiencias. Los viajes, los conozco bien. Destinos, hay mucho. Cada lugar es único y esconde muchos secretos. Entonces, a través de mis escritos, les hago descubrir los misterios de los lugares más bellos del mundo. No vacilen sobre todo en dejarme comentarios o críticas.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES