Glaciar Matanuska, uno de los glaciares más grandes del mundo

04 Février 2020 - Montaña y Nieva
Glaciar Matanuska, uno de los glaciares más grandes del mundo

Los glaciares son majestuosas obras maestras de la naturaleza. Situado en Alaska (U.S.A.), en el municipio de Matanuska-Susitna, el Glaciar Matanuska es uno de los más impresionantes del mundo y el mayor glaciar accesible en coche de Estados Unidos. Se encuentra a 161 km de Anchorage y se puede llegar a él tomando la Autopista Glenn, una autopista de Alaska de casi 300 km de longitud, que une Anchorage con Glennallen y sigue el curso del río Knik. A los pies del glaciar se origina un río, con el mismo nombre, que termina su curso en el Golfo de Cook. Tanto si se tiene corazón aventurero como si lo único que se siente es curiosidad, para visitar esta impresionante maravilla helada de la naturaleza hay diferentes circuitos con diversos niveles de dificultad. Para acercarse a este glaciar, e incluso recorrerlo, las visitas están programadas desde principios de la primavera hasta el otoño.

 

Glaciar Matanuska, uno de los tesoros naturales de Alaska

Alaska es el estado número 49 de Estados Unidos. Su capital es Juneau y su ciudad más grande Anchorage. Situado en el noroeste de Canadá, esta región es famosa por sus grandes espacios abiertos y su indómita fauna y flora. Más del 60% del área de Alaska está clasificada como Parque Nacional. Entre las características de este estado se encuentra que posee un gran número de majestuosos glaciares que han hallado, en estas latitudes, las condiciones adecuadas para su formación. El clima de Alaska se caracteriza por fuertes nevadas, veranos fríos y la acción de la gravedad, que permite que la nieve se asiente al eliminar el aire. Un equilibrio a favor de la caída de la nieve a expensas del deshielo es, también, un prerrequisito. En Alaska hay, al menos, 100.000 glaciares que cubren más del 4,5% de la superficie total del es tado, es decir, más de 75.000 kilómetros cuadrados. Algunos de estos glaciares, como el Glaciar Portage y el Glaciar Matanuska, son de fácil acceso y sus visitas son fáciles de organizar.

 

Características del Glaciar Matanuska

El Glaciar Matanuska es una de las maravillas de Alaska. Tiene unos 40 km de largo por 6,4 km de ancho y acceder a él es fácil, pues con cualquier coche los visitantes pueden llegar a sus pies. El glaciar es responsable de un fenómeno conocido como “weather hole” (agujero meteorológico). El aire frío que viene del glaciar empuja el aire más templado hacia arriba creando un microclima, con cielos soleados y temperaturas relativamente suaves alrededor del glaciar. El glaciar Matanuskaestá en movimiento perpetuo, avanzando un pie y medio cada día (unos 45 cm).

 

Una visita al Glaciar Matanuska

Acercarse y tocar el Glaciar Matanuska es una experiencia única. Las excursiones están programadas entre marzo a octubre y su fácil acceso lo convierte en un lugar muy popular. Para admirar el glaciar, simplemente hay que seguir el trazado de la Autopista Gleen. La mayoría de los visitantes llegan al glaciar cruzando un campamento privado situado en el kilómetro 164 de la Autopista Glenn. Los caminos privados los llevan a un estacionamiento desde el cual parten las excursiones al Glaciar Matanuska. La mejor manera de disfrutar de una escapada a este lugar es acompañado de un guía. Generalmente, se proporcionan cascos, crampones y bastones de excursionismo y todo el equipo de escalada.

Para los menos deportistas, el Matanuska Glacier State Recreation Site, en el kilómetro 162 de la Autopista Gleen, ofrece las mejores vistas del glaciar y del río Matanuska. Cuenta con un camping que incluye completas infraestructuras, por ejemplo, baños, acceso a agua potable y mesas de picnic. A los valientes, una caminata de aproximadamente 20 minutos los lleva, a través de un bosque, hasta las plataformas de observación del glaciar.

Además de admirar la belleza única del glaciar, durante el verano, en este lugar los visitantes disfrutan, especialmente, de actividades como el senderismo y el rafting. En invierno, el esquí, las caminatas con raquetas de nieve y las moto-sky son muy populares entre los turistas. El acceso al parque no es gratuito, para ver de cerca el glaciar, cada visitante debe pagar una entrada.

Río arriba se prepara una visita al glaciar. Aunque las excursiones se programan durante los períodos más cálidos, las condiciones en la región siguen siendo duras. Es esencial vestirse adecuadamente, especialmente aquellos que desean escalar el glaciar. La ropa de abrigo y las botas son esenciales. Aquellos que no dispongan de lo necesario en su maleta pueden dirigirse a las tiendas que hay en Anchorage, a 160 kilómetros de distancia.

 

Ejemplos de excursiones típicas para descubrir el Glaciar Matanuska

Los visitantes que desean acercarse lo más posible al majestuoso glaciar y descubrir sus grietas, cuevas u hoyos de color azul profundo, también conocidos como molinos, pueden decantarse por una caminata, de unas pocas horas o de un día entero.

  • Las excursiones al Glaciar Matanuska suelen comenzar en el Valle Matanuska Susitna para descubrir Anchorage. Continuando a lo largo del glaciar, esperan a los turistas gigantescas piscinas de agua del deshielo, formaciones de hielo azul y grietas. La magnífica cordillera de Alaska, las montañas de Talkeetna y las montañas Chugach son el magnífico telón de fondo. La historia de la formación de los glaciares y la geología de la zona no tendrá secretos para aquellos viajeros que decidan ir acompañados de un guía. El almuerzo suele estar incluido en el paquete de excursión. En el menú, por ejemplo, disfrutarán de queso gratinado y de una taza de rico chocolate caliente.
  • Otros tours ofrecen la oportunidad de comenzar la aventura a lo largo del Gleen Hihgway mientras se disfruta de la característica naturaleza de Alaska desde Anchorage. Viajando por el Valle del Matanuska, a lo largo del río Matanuska, el glaciar se despliega a una distancia de 161 km. Al pie del glaciar, los trineos llevarán a los participantes a realizar un paseo de, aproximadamente, unas 2 horas. De esta forma, podrán disfrutar de una vista única y extraordinaria de esta maravilla de la naturaleza.

 

  • No todos los días los turistas tienen la oportunidad de ver un glaciar desde tan cerca. Para que sea un momento inolvidable, es imprescindible un viaje a la “morrena” (montón de piedras, arena, barro y otros materiales que erosiona, transporta y acumula un glaciar o al área de las Ice Falls del glaciar. Sobre las rocas, creando hermosos seracs, se desmoronan grandes bloques de hielo que son el resultado de la fractura de un glaciar. A lo largo del camino, las formaciones naturales, como las grietas, también sorprenderán a los visitantes.

 

El glaciar es accesible para la mayoría de los turistas, independientemente de su condición física. Se han creado tours especiales para personas con problemas de movilidad y, también, para niños. Los escaladores más experimentados tienen acceso a varias rutas con las que disfrutarán.

 

Actividades que se pueden hacer en los alrededores del glaciar

Esta región posee gran cantidad de lugares naturales y, por lo tanto, además de la visita al glaciar también ofrece muchas otras actividades.

De 120 km de largo, el río Matanuska, que nace del glaciar, fluye a través del Valle Matanuska-Susitna, uno de los pocos lugares de Alaska donde es posible la agricultura. El río es un lugar popular para los entusiastas de los deportes de aguas bravas. De hecho, está clasificado en los niveles II y III de la International Scale of River Difficulty (Escala Internacional de Dificultad de los Ríos). Es el lugar ideal para los entusiastas del kayak y el rafting de nivel intermedio o avanzado.

Los amantes de la naturaleza pueden disfrutar de una caminata por el famoso Lion's Head Trail (Sendero de la Cabeza de León). Este lugar ofrece un impresionante escenario con el río Matanuska, el arroyo Caribou y la cordillera Talkeetna como telón de fondo.

 

Glaciar Matanuska, un desafío para todos los amantes de las emociones fuertes

Escalar el Glaciar Matanuska garantiza fuertes subidas de adrenalina en uno de los sitios naturales más bellos del mundo. A una altura de 4.016 metros, el glaciar es un extraordinario campo de juego para los escaladores. A lo largo del ascenso, podrán descubrir impresionantes grietas, cuevas y numerosos lagos. Por supuesto, para todas estas aventuras es necesario estar bien equipado. Para garantizar la seguridad durante todo es ascenso, son indispensables crampones, un hacha y anclajes de escalada. La ropa también es muy importante, pues afrontar un glaciar requiere llevar ropa impermeable para mantener el calor.

·         Fauna y la Flora del Glaciar Matanuska

 

Las condiciones climáticas en la región del Glaciar Matanuska son extremas. El clima muy frío y la falta de suelo en la superficie del glaciar hacen virtualmente imposible que cualquier ser vivo sobreviva y se multiplique, incluso las bacterias. Sin embargo, debido a la ubicación del glaciar, entre las montañas Chugach y Talkeetna, y su continuo movimiento, que agita y rompe el lecho de roca, los sedimentos y los restos de plantas, especialmente los musgos, se encuentran en varios canales de la formación de hielo. Con el tiempo se dispersan por todo el glaciar, especialmente en la superficie. Los musgos, gracias a su resistencia, han logrado adaptarse perfectamente a este ambiente hostil. Además, poseen la capacidad de reanudar su crecimiento y su fotosíntesis después de un largo período de inactividad, por ejemplo después de la congelación. Los musgos también han podido sobrevivir en este ambiente inhóspito debido a su método de reproducción asexual. Una vez que logran adherirse a un sustrato, por mínimo que sea, pueden multiplicarse. El movimiento continuo del glaciar hace que el musgo se incline y exponga todos los lados a la luz, esto promueve el desarrollo en forma de matas. La mata de musgo resultante sirve, entonces, como sustrato para los microorganismos e invertebrados. Las especies varían en función del tamaño de la mata de musgo.

·         Alojamientos cerca del Glaciar Matanuska

Para los turistas que desean descubrir el Glaciar Matanuska hay disponibles varios alojamientos. Para los entusiastas de la acampada el lugar ideal es el Matanuska Glacier State Recreation Site (Sitio Recreativo Estatal del Glaciar Matanuska), pues cuenta con todas las comodidades modernas como baños y acceso al agua potable. Además, es un lugar perfecto desde el que admirar el glaciar. El único inconveniente es que no tiene acceso directo al glaciar. Los viajeros que deseen acercarse lo más posible al glaciar, tienen que hacer una corta caminata de 2 km.

Los que se decantan por el glamour también encontrarán su sitio porque en la Autopista Gleen hay campings muy lujosos que, además, organizan visitas al glaciar. Numerosos hoteles y pensiones abren sus puertas a los turistas que pasan por Matanuska. Como el glaciar está a menos de 200 km de Anchorage, también es posible elegir quedarse en esta ciudad y programar un día de visita del glaciar.

 

El Glaciar Manatuska y el calentamiento global

Los glaciares son las mayores reservas de agua dulce del planeta, pues representan casi el 70% del agua dulce de la Tierra. También son las memorias de la historia de nuestro planeta ya que, estas impresionantes masas de hielo, mantienen prisioneros los rastros de los cambios climáticos que la Tierra ha experimentado durante milenios. Sin embargo, no hay duda de que los glaciares se están derritiendo. En un siglo, más del 90% de ellos es probable que se derritan debido al calentamiento global. Los glaciares de Alaska no se salvan de este problema. Además, estudios recientes han demostrado que los glaciares de Alaska se están derritiendo 100 veces más rápido de lo que los científicos predijeron. Cada año, su tamaño se reduce más y más, alcanzando niveles nunca antes registrados. En el Glaciar Matanuska, cada vez se ven más cuencas llenas de agua del deshielo de glaciares y más ríos espectaculares se esculpen en el glaciar. Sin embargo, por el momento, los glaciares de Alaska continúan siendo lugares mágicos y extraordinarios que, por lo menos, una vez en la vida deberíamos visitar.

Informaciones sobre el autor: Patricia Cruceros
Antes, era periodista, pero después he dedicado una gran parte de mi vida en visitar las cuatro esquinas del mundo. Ahora, ya no puedo resistir, en particular, ya para el futuro. Viajaba mucho hasta ahora. Y estos descubrimientos, te los comparto para que puedas bien prepararte antes de programar tu escapada lejana. Entonces, prepárate a descubrir el mundo y no olvides compartir tus opiniones o tus comentarios.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES