Viaje étnico a Guizhou

09 Décembre 2019 - Asia
Viaje étnico a Guizhou

La provincia de Guizhou o "Tierra Preciosa" está situada en el suroeste de China y es una de las regiones más pobres del Reino Medio. Montañosa y culminando a más de 1.000 metros de altitud, Guizhou posee muy poca tierra cultivable, pero esconde algunos tesoros naturales, por ejemplo, las Cataratas de Huangguoshu y la Cueva del Palacio del Dragón. Gracias a su situación geográfica, que lo ha preservado de cualquier invasión, este territorio ha conservado toda su autenticidad. En la actualidad, hay 17 minorías étnicas como los Miao o los Dong que han mantenido sus costumbres ancestrales. Gracias a sus magníficos paisajes y a sus tradiciones milenarias, es el lugar perfecto para descubrir una faceta menos conocida de China, pero igual de enriquecedora y fascinante. Este mundo aparte se revela a través de sus principales grupos étnicos, sus costumbres y hábitos.

 

El grupo étnico Miao

Aunque los miembros de la comunidad se pueden encontrar por toda China e, incluso, en el extranjero, la mayoría de los Miao se concentran en el sureste de Guizhou, donde viven en áreas montañosas remotas, lejos de cualquier civilización. Dan especial importancia a la recepción de sus huéspedes y, para honrar a un invitado, matan un pollo o un pato con el fin de servírselo para comer. Si el visitante acaba de recorrer un largo camino, le dan el “Espíritu del Cuerno”, una bebida tradicional. Otra costumbre característica del pueblo Miao es compartir el corazón de un pollo o un pato que, la persona más anciana de la familia repartirá con su huésped.

Una de las tradiciones de la etnia Miao es compartir el pegajoso pastel de arroz, un postre con el que los amantes ofrecen a la persona elegida por su corazón. Durante una boda, la pareja lo comparte y, en vasos especiales, bebe el Espíritu del Cuerno.

A lo largo del año, el pueblo Miao organiza diversas fiestas. El Festival de Lusheng, instrumento musical de viento construido en bambú, se celebra en toda la provincia de Guizhou, siendo el más impresionante el que se festeja en la ciudad de Kaili para pedir a los ancestros una buena cosecha. Comienza el día 16 del primer mes lunar y alcanza su punto culminante los días 19 y 20. Las mujeres bailan al ritmo del lusheng que tocan los hombres y el programa también incluye canciones, peleas de búfalos y carreras de caballos.

La celebración del Año Nuevo Miao, al comienzo del décimo mes lunar, es un momento muy importante para esta comunidad. Durante los festejos se organiza un desfile de niñas y mujeres vestidas con trajes tradicionales, espectáculos de lusheng, peleas de búfalos, bailes,...

 

El grupo étnico Zhuang

El pueblo Zhuang es la minoría más grande del país, tiene su propio idioma y, tradicionalmente, los Zhuang son monógamos. Los hombres y las mujeres se ocupan de las necesidades de la familia, aunque sólo el hombre puede heredar.

Las mujeres Zhuang son muy hábiles con sus manos y hacen diferentes objetos, por ejemplo, tejen telas que luego utilizan para hacer ropa. Los brocados que fabrican están entre los más solicitados en China. También crean bolas de seda bordadas o “xiuqiu”, símbolo del amor y la alegría, que están hechas con doce pétalos que representan los doce meses del año. Según la tradición, cuando una joven lanza la pelota a un hombre joven, es señal de que ella quiere que él la corteje. Apasionados por las canciones, durante las vacaciones, fiestas o funerales, los jóvenes organizan “Gexu”, festivales de la canción. Vestidos con sus más bellos trajes, los jóvenes cantan con la esperanza de encontrar pareja.

El Festival de las Canciones se celebra el tercer día del tercer mes lunar y, dedicado a una valiente cantante Zhuang, es otra oportunidad para encontrar al elegido en su corazón. Los adultos se desafían entre sí cantando.

Una de las celebraciones más típicas es el Festival de los Fantasmas, que se desarrolla el día 14 del 7º mes lunar, para rendir homenaje a los difuntos y a los antepasados. Antes de compartir la cena con la familia, se realizan ofrendas de pato, arroz y Ciba, pastel de arroz pegajoso.

 

El grupo étnico Dong

Con sus costumbres y forma de vida ancestrales, el pueblo Dong, con dos millones de habitantes, tiene una cultura rica y única. Entre las tradiciones más importantes de los dong destaca una que consiste en arrancar hierbas y plantas para hacer una bota y colocarla en un lugar específico y transmitir un mensaje de peligro, amor o desprecio.

El segundo día del segundo mes del calendario lunar es muy importante para la comunidad Dong pues según la creencia local un dragón, que puede traer buena o mala suerte, aparece sobre las aguas. Para obtener buenas cosechas, durante los picnics, se realizan ofrendas al gnomo agrícola que vive bajo los puentes.

Durante todo el año se celebran las fiestas típicas del pueblo Dong. El Año Nuevo Dong tiene lugar desde el primero hasta el undécimo día del undécimo mes lunar. Los festivales marcan el fin de la cosecha y, organizando un banquete, son una oportunidad para que los habitantes de la aldea se diviertan después de un año ajetreado. El “plato frío”, es un plato tradicional que rinde homenaje a los antepasados. Está elaborado de tofu y verduras encurtidas refrigeradas.

En la Fiesta de la Nueva Cosecha, para celebrar la primera cosecha de arroz, se hacen ofrendas a los espíritus y todo el pueblo baila y canta antes de reunirse en torno a la fiesta. La Fiesta de las Hermanas, que tiene lugar en el octavo día del cuarto mes del calendario lunar, es una oportunidad para que las mujeres casadas regresen con sus madres y hermanas solteras y pasen tiempo juntas. Uno de los pasatiempos favoritos del pueblo Dong son las corridas de toros y animan todas las festividades. La Fiesta de los Toros, el Día Hai, es una celebración dedicada exclusivamente a este entretenimiento.

El grupo étnico Yao

El pueblo Yao, en su mayoría compuesto por agricultores, cuenta con más de dos millones de personas que viven en regiones montañosas como Guizhou. Los yao tienen su propio idioma, pero poseen diferentes dialectos y, además, dominan los ideogramas chinos. En contacto durante años con las otras minorías, por ejemplo con los Han, tienen un perfecto dominio del chino e incluso del Zhuang y el Miao.

Sus alimentos básicos son el arroz, el maíz y la batata. Aficionados al vino de arroz dulce, entre ellos también son muy populares sorprendentes especialidades como el té en aceite o el “youcha”, una especie de sopa hecha de hojas de té fritas con condimentos y otros productos como frijoles fritos, maníes, etc.

En la cultura Yao, es muy importante el respeto a los ancianos. En la calle, si un Yao se encuentra con una persona mayor, la saluda y se hace a un lado para dejarla pasar y si está a caballo debe bajarse de su caballo. Los mejores lugares y las piezas más bellas están reservados para los ancianos, estando estrictamente prohibido pronunciar su nombre, decir groserías o cruzar las piernas en su presencia.

Diversos festivales marcan la vida del pueblo Yao. El más importante es el de “Panwang” y pone de manifiesto la lucha de los antepasados Yao contra la opresión de los señores. Durante esta conmemoración, los Yao dan gracias a Dios por cumplir sus deseos. Tiene lugar el día 16 del décimo mes del calendario Yao y se realiza cada tres o cinco años, dependiendo de la cosecha, el estado de salud de las personas y el ganado. Durante este evento, un maestro de ceremonias reza y canta para distraer a la divinidad mientras otros miembros de la comunidad realizan la "Danza del Tambor Largo" y pedirle al dios que los proteja.

Otra celebración muy importante para los Yao se desarrolla el día 29 del quinto mes lunar, es el Festival de Danu, que significa "nunca olvides". Marca el aniversario del nacimiento de Zuniang, antepasado de los Yao. Durante este festival, los miembros de la comunidad limpian sus casas y todas las calles del pueblo. A continuación, ofrecen vino, arroz pegajoso o pollo a Zuniang. Los jóvenes tocan un gran tambor y se reza por una buena cosecha y una vida repleta de felicidad. Después, se interpretan canciones y bailes tradicionales.

 

El grupo étnico Shui

El pueblo Shui está formado por, aproximadamente, 350.000 personas. Tienen su propio idioma y escritura, aunque la mayoría de los shui utilizan el chino para comunicarse entre ellos. Tradicionalmente sus viviendas tienen habitaciones en número impar, ya que está prohibido tener una casa con un número par de habitaciones.

Son reacios a cultivar vegetales, sin embargo, prestan especial atención a la plantación de arroz, a la pesca y a la cría de animales. Entre sus platos tradicionales se encuentra una sopa agria que se consume durante todo el año y se elabora con unas pocas de verduras, chiles, pescado, camarones, además de huesos de cerdo y carne de res. La bebida alcohólica “jiuqian” también es muy apreciada.

 

El pueblo Shui se divide en clanes que pueden tener su propio cementerio, bosques, montañas, pastos y fuentes de agua. Los hombres se ocupan del ganado, de los cultivos, de arar los campos y esparcir el estiércol. Mientras, las mujeres tienen que hacer las tareas domésticas, cuidar los campos y sembrar arroz. Todos los miembros de un mismo clan obedecen las mismas reglas.

El pueblo Shui tiene un calendario de 12 meses dividido en cuatro estaciones, durante los cuales se realizan festivales y celebraciones. El más importante es el “Duan”, que tiene lugar entre agosto y septiembre. Su fecha puede variar en función de la familia o el pueblo y se puede extender a lo largo de 49 días, lo que hace que el Festival de Duan, que celebra la cosecha y el Año Nuevo, sea el más largo del mundo. El pueblo Shui hace sacrificios, asiste a carreras de caballos, canta y baila. Además degustan un plato hecho de pescado, el símbolo de sus antepasados.

 

El grupo étnico Yi

Con más de 7 millones de habitantes, el pueblo Yi está, particularmente, apegado a las zonas montañosas. Poseen, con seis dialectos distintos, su propio lenguaje escrito y hablado.

El maíz, el alforfón (trigo sarraceno) y las patatas son la base de su alimentación. También son muy populares carnes de ternera, cerdo, cordero y pollo. Sin embargo, tienen estrictamente prohibido comer perros, caballos, serpientes y ranas. El paladar de los Yi está acostumbrado a los sabores agrios o picantes. En su dieta, el alcohol juega un papel muy importante, de hecho el “Zhuanzhuanjiu” consiste en beber alcohol de un cuenco hasta que se vacía.

Tiaocai” es una tradición del pueblo Yi que significa bailar mientras se sirve la comida. Las coreografías son realizas, al sonido de los tambores y clarinetes, por los bailarines mientras llevan la comida que se sirve a los invitados.

La celebración más importante de la etnia Yi comienza el 24 del sexto mes del calendario lunar chino y dura tres días. Al anochecer, en el pueblo se enciende el fuego sagrado y, mientras se recitan las oraciones, se prenden antorchas con este fuego que son distribuidas a los aldeanos por el Bimo, especie de sacerdote Yi. Los Yi caminan a través de su aldea, rodean sus casas y terminan su procesión en los campos donde ahuyentarán a los malos espíritus. Mientras tanto, los jóvenes permanecen en la aldea cantando y bailando alrededor de antorchas gigantes.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Soy apasionada de viajes desde que obré en el dominio del turismo. Hice numerosos descubrimientos a lo largo de mis experiencias. Los viajes, los conozco bien. Destinos, hay mucho. Cada lugar es único y esconde muchos secretos. Entonces, a través de mis escritos, les hago descubrir los misterios de los lugares más bellos del mundo. No vacilen sobre todo en dejarme comentarios o críticas.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES