Los 10 destinos de verano al margen de las rutas más habituales

28 Juin 2019 - América del Sur
Los 10 destinos de verano al margen de las rutas más habituales

Para las próximas vacaciones de verano, ¿quiere descubrir nuevos horizontes al margen de los destinos más habituales? A continuación, presentamos algunos destinos, desde Grecia a Indonesia, pasando por las Islas Feroe o las Islas Shetland, donde se puede experimentar un verdadero cambio de escenario.

Ir a Parga, Grecia

En Grecia, para disfrutar de unas vacaciones de verano diferentes una maravillosa opción es Parga, encantador pueblo de la costa oeste del país situado junto al Mar Jónico. En el borde de la región de Epiro, Parga disfruta de una situación ventajosa a lo largo de una costa salpicada de pequeñas calas bañadas por aguas turquesas. Con sus playas de fina arena y su naturaleza verde, Parga es, realmente, el destino ideal para relajarse. Los amantes de la exploración submarina tendrán oportunidad de practicar su actividad favorita con total libertad. Para descubrir los alrededores y visitar las costas, nada mejor que tomar una lancha a motor para dirigirse a alguna de las numerosas calas de la zona. Una forma de aprovechar estas vacaciones es visitar la Fortaleza de Parga que, situado en una colina, fue construida en el siglo XIV por los normandos. Restaurada en 1.814 bajo el dominio otomano, la fortaleza es una de las mayores atracciones de Parga. Visitar Parga significa también degustar su deliciosa cocina, por ejemplo, las especialidades elaboradas a base de berenjenas y patatas, o la baklava, un postre realizado a partir de finas láminas de hojaldre rellenas de una mezcla de miel, mantequilla y pistachos, nueces, almendras, avellanas y anacardos. Unas vacaciones en Parga pueden extenderse hasta la isla de Paxos o Corfú, gracias a un corto viaje en ferry.

 

Viajar a Islas Feroe, Dinamarca

Para unas vacaciones verdaderamente exóticas, las Islas Feroe, archipiélago perteneciente a Dinamarca bañado por el Atlántico Norte, son perfectas. Ideal para el senderismo, este archipiélago se beneficia de un paisaje natural preservado. Para hacerse una idea de la belleza natural de las Islas Feroe, se puede participar en la gran caminata natural que parte desde el pueblo de Oyrabakka, en la Isla de Esturoy. A lo largo de una ruta de 12 km, se puede descubrir verdes colinas e impresionantes cascadas. Los paisajes destacados de la isla de Streymoy también merecen una visita. Los amantes de la naturaleza serán seducidos por la diversidad de su fauna, compuesta por más de 300 especies de aves diferentes. Para los viajeros a los que les gusta la pesca, los ríos que atraviesan las islas están repletos de truchas y salmones. Viajando entre junio y agosto, se puede asistir al festival de música clásica y contemporánea. La fiesta nacional del 24 de junio se celebra con numerosos espectáculos y diversos eventos, incluyendo la tan esperada carrera de barcos. Una visita a las Islas Feroe estaría incompleta sin degustar la cocina danesa, por ejemplo, las salchichas de cordero o el paté de hígado caliente con cebolla.

 

Estancia en Sevilla, España

Magnífico destino de vacaciones de verano, Sevilla rima con flamenco, corridas de toros y paseos bajo el generoso sol de Andalucía. La ciudad se puede descubrir a pie, en bicicleta o entranvía. Al llegar, las visitas pueden comenzar en la Catedral, una de las más grandes del mundo. La ciudad también es famosa por La Giralda y el Real Alcázar, otras visitas obligadas. Para tomar las mejores fotos de la ciudad, nada mejor que dirigirse a la pasarela del Metropol Parasol, una estructura de madera de 150 metros de largo situada al sur del barrio Encarnación-Regina, que incluye un Museo Arqueológico, restaurantes y tiendas. Su característica más destacable es, sin duda, el paseo público de 250 metros, desde donde se puede admirar una magnífica vista de toda Sevilla. Una estancia en la ciudad andaluza estaría incompleta si no se degusta la cocina local, en la que destacan las tapas, bocadillos servidos calientes o fríos. Tradicionalmente se elaboran con aceitunas, jamón, albóndigas, queso,... Otras especialidades típicas sevillanas son las alcachofas rellenas y los huevos revueltos con espárragos, sin duda, auténticas delicias. Para finalizar la comida una buena opción son las frutas de temporada o un postre de membrillo, especialidad local.

 

Descubriendo Coblenza, Alemania

Coblenza, ciudad fundada en la confluencia de los ríos Mosela y Rin, es un destino perfecto para aquellos que desean disfrutar de una faceta más auténtica de Alemania. Esta antigua ciudad posee notables monumentos religiosos, como las iglesias de San Florín y Nuestra Señora, construidas en los siglos XI y XII respectivamente. Otro atractivo turístico de la ciudad es la Fortaleza de Ehrenbreitstein, una de las fortificaciones más importantes de Europa en la que, actualmente, hay establecimientos públicos y el Museo Histórico. Para adentrarse en el ambiente de la ciudad, nada mejor que dar un paseo y recorrer las antiguas calles bordeadas de magníficas casas construidas en los siglos XVIII y XIX. Para una primera visita a la ciudad de Coblenza, los viajeros pueden optar por un crucero por el Rin o el Mosela y, a su vez, descubrir el Valle del Alto Rin. Una forma de poner el broche de oro a una estancia en Coblenza es probando los vinos blancos que han hecho famosa a esta región.

 

Viaje en familia a Lund, Suecia

Este verano, ¿por qué no descubrir Lund, en Suecia, con la familia? Esta encantadora ciudad está situada en el sur del país. Fundada a finales de los años 900, posee numerosas atracciones turísticas. Lund es una ciudad que se puede visitar a pie, resultando perfecta para un paseo en pareja o en familia. La visita puede comenzar con un recorrido por el barrio medieval y su majestuosa catedral, donde jóvenes y mayores podrán disfrutar del entretenimiento gratuito que, dos veces al día, por ejemplo consta de espectáculos con música de trompeta. Los niños más pequeños disfrutarán en el museo al aire libre, o Kulturen, en el que se organizan exposiciones durante todo el año y ofrece diversas actividades y talleres para niños. En este lugar, también es posible comer. Los amantes del arte debería acercarse al Museum of Sketches for Public Art, donde se exponen más de 250.000 obras. Para comer, una buena opción es probar algunas de las sabrosas especialidades suecas, como el palt, la albóndiga de patata rellena de carne, o el fondant de almendra, un dulce elaborado con mantequilla, mazapán y, por supuesto, un toque de cardamomo.

 

Renovar energías en Sumba, Indonesia

Descubra el nuevo destino emblemático de Indonesia, la isla de Sumba, a tan sólo una hora de vuelo de Bali. Seco y cálido, su clima es ideal para disfrutar de unas soleadas vacaciones. Laextensión de la isla es el doble que la Bali y está cubierta por un inmenso bosque en el que habitan unas 150 especies de aves. Un precioso arrecife de coral protege la fascinante belleza de sus playas. Sumba ha sabido preservar su identidad cultural y conserva numerosos pueblos tradicionales cuyas casas poseen la arquitectura típica de la isla. El principal atractivo de la isla es el Festival de Pasola, que tiene lugar durante los meses de febrero y marzo. Forma parte de las tradiciones culturales de Sumba y consiste en batallas simuladas, en las que jinetes a caballo se enfrentan entre sí con las lanzas en la mano. La isla también se caracteriza por la belleza de sus creaciones artesanales. Gran cantidad de tejedores continúan viviendo de la práctica del ikat, una técnica ancestral de tejido y teñido.

 

Las Islas Shetland, un oasis por descubrir cerca de Escocia

Una opción para próximas vacaciones son las Islas Shetland. Este archipiélago escocés cuenta con más de 100 islas que destacan por sus bellos paisajes naturales. En ellas se puede descubrir una forma de vida muy próxima a la naturaleza. La pesca, el salmón y la ganadería ovina son las principales actividades de sus habitantes. Cabe destacar que la lana de los suéteres Shetland proviene de este lugar de Escocia tan maravillosamente cuidado. Durante generaciones, los artesanos han producido, hilado y transformado la lana en ovillos para hacer estas acogedoras prendas.

Ir a las Islas Shetland es, también, un viaje al pasado gracias a una visita a sus restos arqueológicos. Esta isla posee tesoros de valor incalculable que datan del año 2.500 a.C. y que, sin duda, encantarán a los apasionados de la historia. Una vista a estas islas estaría incompleta sin una degustación de sus deliciosas especialidades culinarias, elaboradas a base de mariscos, pescado fresco y carnes locales, como el famoso haggis escocés, un plato tradicional hecho con tripas de oveja rellenas. Los famosos huevos escoceses fritos en una envoltura de carne de salchicha son otra delicia a descubrir, al igual que sus dulces o el chocolate.

 

Viaje a Kotor, Montenegro

Si hay un destino que no hay que perderse en Montenegro este es, sin duda, la ciudad de Kotor, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La mejor época para descubrir esta ciudad medieval es entre mayo y septiembre, pues las temperaturas son perfectas para actividades al aire libre. Para disfrutar plenamente del ambiente especial de Kotor, resulta perfecto comenzar la mañana con un paseo por las estrechas calles bordeadas de casas antiguas. A continuación, nada mejor que degustar un almuerzo a base de mariscos y disfrutar de la paz y tranquilidad de la ciudad.

El Castillo Medieval de San Giovanni es una visita que no puede faltar. Después de subir los 1.350 escalones que conducen a este castillo, los viajeros tendrán como recompensa una impresionante vista de la bahía. Aquellos turistas que estén planeando ir a Kotor en agosto, podrán admirar el gran espectáculo del Carnaval Internacional de Verano, evento que dura 4 días y comienza por la mañana en la Plaza San Trifón. Como parte del programa de este Carnaval se realizan conciertos, degustaciones, obras de teatro para niños y diversos talleres. Tradicionalmente, el festival se cierra con el esperado desfile internacional en el que se reúnen grupos de carnaval de todo el mundo.

 

Rumbo a Victoria, Canadá

Victoria, capital de la Columbia Británica, está situada al sur de Vancouver. La mejor época del año para descubrir esta ciudad canadiense es entre mayo y agosto, cuando el clima es suave y las temperaturas están alrededor de los 20°C.

Victoria se caracteriza por la belleza de sus jardines decorados con flores, por ejemplo, los Jardines Butchart que, con más de 20 hectáreas, durante el verano se transforman en el magnífico escenario de conciertos y los fuegos artificiales. Resulta imposible visitar Victoria y no disfrutar del té de la tarde en el elegante y refinado entorno del Fairmont Empress Hotel. El té se sirve siguiendo la más pura tradición británica.

Los amantes de las vacaciones en la naturaleza podrán descubrir la belleza de Victoria a través de excursiones familiares. El Parque Regional del Lago Thetis incluye una ruta de 5 kilómetros a través de una hermosa playa de arena blanca e instalaciones para picnic. Esta excursión es posible realizarla acompañado de su mascota pues hay una playa reservada para perros. Los apasionados del ciclismo podrán practicarlo por los carriles bici y por los caminos que atraviesan la ciudad. Sin duda, una forma agradable y económica de relajarse y respetar el medio ambiente.

 

Cómo llegar a Varna, Bulgaria

Considerada la ciudad búlgara más grande, Varna está situada en la costa del Mar Negro. Los viajeros que deseen visitar este lugar en sus próximas vacaciones de verano, disfrutarán de temperaturas muy agradables, perfectas para hacer excursiones. Nada mejor que reservar tiempo para descubrir la ciudad a pie, comenzando por una visita al acuario de Varna, donde se puede admirar una gran variedad de especies marinas, como el tiburón del Mar Negro. Atravesando el centro de la ciudad se llega a la Catedral, situada no muy lejos del Teatro de la Ópera. Los amantes de los tesoros antiguos deberían dirigirse al Museo Arqueológico, uno de los museos más grandes de Bulgaria.

A la hora del almuerzo, los restaurantes del centro de la ciudad sirven platos típicos acompañados de vinos locales. Estas pausas gourmet son perfectas para descansar entre las sesiones de compras y las visitas turísticas. Además de su riqueza cultural, Varna es famosa por la calidad de sus aguas termales. No lo dude y aproveche estas vacaciones para disfrutar de las propiedades curativas de estas aguas termales.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Soy apasionada de viajes desde que obré en el dominio del turismo. Hice numerosos descubrimientos a lo largo de mis experiencias. Los viajes, los conozco bien. Destinos, hay mucho. Cada lugar es único y esconde muchos secretos. Entonces, a través de mis escritos, les hago descubrir los misterios de los lugares más bellos del mundo. No vacilen sobre todo en dejarme comentarios o críticas.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES