Mil y una razones para visitar Boca de Yuma

07 Juin 2019 - América del Sur
Mil y una razones para visitar Boca de Yuma

Ocupando la parte este de la isla La Española, República Dominicana es un destino que deleitará por igual a los amantes de la historia, a los turistas que buscan emociones y a los apasionados de la naturaleza. El pequeño pueblo de pescadores de Boca de Yuma está la parte Este del país y es un trampolín perfecto para descubrir la rica cultura y naturaleza dominicana. Este pequeño pueblo también ofrece hermosas sorpresas en sus cuevas y es muy popular por su playa de arena, que invita a relajarse a orillas de las tranquilas y translúcidas aguas del Mar Caribe.

 

Boca Yuma, un destino que, en función de sus preferencias se puede descubrir durante todo el año

Boca de Yuma disfruta de un clima tropical con unas temperaturas medias, durante todo el año, en torno a los 26°C. Los viajeros que planeen visitar este lugar en agosto, deben saber que este es el mes más caluroso del año. Es recomendable tomar precauciones contra los picos de calor, especialmente si se viaja con niños o personas mayores. No hay que olvidar llevar botellas de agua, ponerse protector solar y utilizar sombreros para protegerse del sol en cada salida. Para disfrutar de un clima suave y alejarse del ajetreo de la temporada alta, una buena opción es viajar en temporada baja pues, de esta forma, se podrá explorar este encantador pueblo turístico en completa tranquilidad. Los meses de enero a abril son los más tranquilos del año y están especialmente recomendados para excursiones y paseos familiares.

 

Actividades en familia que se pueden realizar en Boca de Yuma

-          Visita a la Cueva de Berna

Antiguamente ocupada por los indios taínos, es una de las cuevas más importantes de la zona. Es famosa por sus numerosos petroglifos que adornan sus muros. Los impresionantes rostros taínos tallados en piedra harán las delicias de los amantes del arte rupestre. La visita guiada permite admirar numerosos descubrimientos.

 

-          Relax en Playa Blanca

Esta playa de arena blanca es perfecta para nadar y relajarse junto al mar. En el programa se incluyen excursiones, buceo, kitesurf y relax, todo ello en un ambiente preservado. Para los entusiastas del surf es aconsejable visitar la región durante el festival de kitesurf pues quedarán sorprendidos por la impresionante habilidad de los participantes.

 

-          Recorrido por el Parque Nacional del Este

Boca de Yuma se encuentra en el Parque Nacional del Este. Su profusa naturaleza hará las delicias de los amantes de las vacaciones al aire libre pues, sin duda, es uno de los espacios naturales más bellos de la isla. El parque alberga más de 110 especies de aves y sus aguas están salpicadas de jardines de coral en los que habitan delfines y manatíes. La gran variedadde flora ofrece un paisaje maravilloso para una sesión de fotos de recuerdo. Hay más de 500 variedades de flores.

 

Descubriendo los alrededores de Boca de Yuma

-          Visita a Punta Cana

Punta Cana está a menos de una hora de Boca de Yuma. Esta localidad balnearia es famosa por sus 30 km de playas, entre las que se incluye Playa Bávaro, y sus hoteles para todos los bolsillos. En su costa, Punta Cana también ofrece hermosos sorpresas, especialmente en Dolphin Island, un parque acuático donde jóvenes y mayores podrán nadar libremente en compañía de delfines y, además, es posible asistir a espectáculos protagonizados por estos simpáticos animales.

Para disfrutar de una manera diferente durante una visita a Punta Cana, existe la posibilidad de, con un guía, programar paseos en buggy que, por caminos rurales, atraviesan las plantaciones de cacao, tabaco y café que dan fama a República Dominicana. A continuación, una buena opción es acercarse a la playa de Macao, bordeada de aguas azules y decoradas con hileras de cocoteros. Los más aventureros, en Punta Cana, pueden intentar un salto en paracaídas. Estas sesiones de paracaidismo también finalizan con sesiones de buceo a lo largo de los arrecifes de coral.

 

-          Disfrutar en el Manatí Park

Manatí se encuentra en Punta Cana y ofrece la oportunidad de conocer animales típicos de la República Dominicana. Los delfines y los leones marinos son sus estrellas. Los viajeros que visiten este lugar no deberían olvidar su traje de baño para nadar con los delfines. Un paseo por la abundante naturaleza del parque también brinda la oportunidad de ver aves tropicales como loros, además de flamencos rosados, iguanas y algunos monos. Todos los días se realiza un espectáculo ecuestre que, sin duda, no hay que perderse. El Manatí Park también ofrece, habitualmente, espectáculos de la danza típica del pueblo taíno.

-          Excursión en fuera de borda

Un viaje a gran velocidad por las aguas de Punta Cana es una nueva forma de visitar esta región de la República Dominicana. A los mandos de potentes fuerabordas, los apasionados de las emociones fuertes y de la navegación a motor disfrutarán al máximo. Entre otros lugares, podrán acercarse a las tranquilas aguas de la cuenca natural de Bávaro, bahía protegida que está situada a lo largo del arrecife. Los entusiastas del snorkel vivirán momentos de felicidad buceando entre los peces de colores. Durante esta excursión los viajeros no deberían dejar pasar la oportunidad de saborear un delicioso almuerzo, de escuchar música o de compartir una refrescante bebida con amigos. Sin duda, un destino ideal para pasar bonitos e inolvidables momentos de relax en pareja, con los niños o con amigos.

 

-          Explorando el Parque Ecológico Ojos Indígenas

Es uno de los lugares más populares entre los amantes de los espacios naturales preservados. Esta reserva natural está protegida por la Fundación Punta Cana, cuyos objetivos principalesson proteger los recursos naturales de la región de Punta Cana. Abierto al público, el parque se extiende sobre unas 60 hectáreas y posee varias series de lagunas de agua dulce en las que es posible nadar. Estas piscinas naturales están situadas en medio de una verdadera selva. Los turistas que viajan con niños, podrán observar numerosas especies de aves y otros animales en el Zoológico y aprender mucho más sobre la historia natural de la isla. Esta región también se puede explorar en buggy.

 

-          Rumbo a Isla Saona

Una estancia en Boca de Yuma resulta perfecta para explorar el Parque Natural de la Isla Saona, isla ubicada frente a Punta Cana. Este recorrido a través de este pedazo de tierra es una oportunidad ideal para navegar por las tranquilas aguas del Mar Caribe y relajarse en una hermosa playa de arena blanca, disfrutando momentos de tranquilidad en medio de un hermoso paisaje. Conocida por la belleza de sus corales y por la gran diversidad de peces que allí habitan, esta reserva nacional está protegida por el gobierno dominicano, aunque se puede explorar los paisajes tropicales con total libertad y apreciar la tranquilidad de la naturaleza.También es posible ver la isla de Saona en helicóptero, obteniendo una visión global de la isla. Tras este recorrido aéreo, está previsto un picnic en la playa y la posibilidad de hacer compras en las tiendas de la isla.

 

-          Un día de safari en Monkeyland

Visitar Monkeyland brinda la ocasión de descubrir la gran diversidad de especies presente en la fauna dominicana. Se podrá observar un entorno natural preservado y disfrutar de una experiencia inolvidable a lo largo de rutas de tirolesa. El circuito dispone de seguros cables de doble línea, siendo el más largo de 2 km de longitud. A los niños les encantará esta visita guiada, pues les permitirá descubrir la vida de los saimiris, pequeños animales pesan menos de 800 gramos y que también son conocidos como monos ardilla. Estos graciosos animales saltan muy rápidamente a lo largo de los árboles y se balancean por la cola durante sus recorridos. Afectuosos y acostumbrados a la presencia de seres humanos, se suelen acomodar sobre los hombros de los visitantes teniendo, iIncluso, la oportunidad de realizar selfies con ellos. Durante una estancia en Monkeyland, los turistas deberían aprovechar el momento para visitar Coconut House donde, además de degustar productos orgánicos, aprenderán cómo se transforma la pulpa de coco en aceite. El parque Monkeyland está ubicado a unos sesenta kilómetros de Boca de Yuma.

 

-          Crucero por el Mar Caribe

Nada mejor que experimentar un crucero familiar a bordo de espaciosos y cómodos veleros. Los pasajeros podrán tomar el sol en la cubierta, disfrutar de su almuerzo bajo el sol caribeño y, los entusiastas del buceo, apreciar de cerca la riqueza de los fondos marinos de la zona. Los lugares alrededor de Punta Cana, gracias a sus arrecifes de coral, son algunos de los puntos de inmersión más populares.

 

-          Descubriendo la Península de Samaná

Una buena forma de aprovechar unas vacaciones en Boca de Yuma es visitar la Península de Samaná, ubicada en la costa Este de República Dominicana. Esta visita permite retroceder en eltiempo mientras se recorren las cuevas, ricamente decoradas con petroglifos, que en la antigüedad ocuparon los indios taínos. Esta península es el hogar de un importante lugar natural protegido dominicano, el Parque Nacional Los Haitises, que se encuentra bordeado de bosques tropicales. Con una superficie de 1.600 km², el parque atrae a numerosos viajeros cada año y posee colonias de aves que habitan en los enormes manglares a lo largo de la bahía. Los amantes de la naturaleza tendrán la ocasión de admirar los majestuosos pelícanos, las garzas y el amenazado ratonero de Ridgway. Otra actividad que se puede realizar en este parque es un paseo hasta la cascada, de 50 metros de altura, de Lemon Waterfall. Para finalizar este día rodeado de naturaleza, los entusiastas de los deportes acuáticos disfrutarán de un paseo en kayak por el manglar.

 

-          Espectáculos con delfines en el Dolphin Explorer Park

Situado en el Este de República Dominicana, a unos 15 minutos en coche de Punta Cana, el Dolphin Explorer Park está en la costa atlántica. Con la opción de nadar con, los visitantes también podrán aprender más sobre el entrenamiento de estos mamíferos marinos. En este parque hay otros animales marinos como tiburones, lobos marinos, rayas y focas.

 

-          Siguiendo los pasos de los bucaneros caribeños

Una divertida actividad es revivir la era de los piratas y subir a un velero privado, donde una tripulación de piratas realizará un espectáculo. Sin duda, los viajeros disfrutarán de un ambiente animado, al más puro estilo de los Piratas del Caribe, que les permitirá relajarse bajo el sol, almorzar con la familia, participar en alegres bailes y nadar en cristalinas aguas.

 

-          Un día en el Rancho Palmeras Eco Park

A los niños pequeños pero también a los mayores les encantará pasar este día en medio de la naturaleza. Este parque dedicado a las familias brinda la oportunidad de divertirse participando en aventuras únicas. Ubicado cerca de Punta Cana, el parque muestra los secretos de la naturaleza dominicana. En medio de un bosque tropical, se pueden vivir momentos intensos en tirolesa y hacer recorridos a caballo por la zona, la mejor manera de impregnarse del ambiente de este paraje natural preservado.

-          Buceo en Isla Catalina

Los amantes del buceo disfrutarán de esta actividad en la isla Catalina. Ubicada al oeste de Boca de Yuma, frente a la costa de La Romana, esta bonita ciudad es conocida por albergar los Altos de Chavón, un destino de lujo que posee el ambiente de pueblo mediterráneo. Los mejores puntos de buceo se encuentran, principalmente, en la parte este de la isla Catalina. Aquellos viajeros que hayan traído su equipo, podrán disponer de uno al principio de la expedición. Después de las actividades deportivas, nada mejor que una pausa gourmet. En la playa se puede almorzar y degustar las carnes a la brasa por las que la isla es célebre. Después del almuerzo, resulta perfecta una siesta en la playa bajo la sombra de las palmeras o caminar a lo largo de la costa con los pies en el agua.

 

-          Descubriendo la cocina dominicana

Conocer Boca de Yuma es, también, una oportunidad para apreciar la gastronomía dominicana, por ejemplo, el pica pollo, un plato a base de pollo y plátanos fritos. Otra opción es degustar el suculento chivo guisado, elaborado con carne de cabra marinada en ron y aromatizada con fragantes especias, sin olvidarnos de la bebida típica de República Dominicana, la mamajuana que, tradicionalmente servido como digestivo, se prepara con ron, vino, hierbas, raíces, corteza y miel. Para saciar la sed a cualquier hora del día, los viajeros pueden tomar Malta Morena, una bebida sin alcohol cuya particular sabor es muy similar a la cerveza y tiene la particularidad de ser muy nutritiva. Nadie se puede marchar de Boca de Yuma sin probar el ron local. El país cuenta con más de 15 productores, algunos de los cuales son conocidos a nivel mundial.

Informaciones sobre el autor: Alexia Debarco
Soy apasionada de viajes desde que obré en el dominio del turismo. Hice numerosos descubrimientos a lo largo de mis experiencias. Los viajes, los conozco bien. Destinos, hay mucho. Cada lugar es único y esconde muchos secretos. Entonces, a través de mis escritos, les hago descubrir los misterios de los lugares más bellos del mundo. No vacilen sobre todo en dejarme comentarios o críticas.
  • Compartir :
  • Reaccionar :

Publicar un comentario

captcha

Descubrir también

COMPAÑERO DE SUS VACACIONES